lunes, 23 de febrero de 2015

Abril quebrado, de Ismail Kadare

"Era solo una frase que pasaba de boca en boca y que nunca llegó a ser tragada del todo"

"Una casa albanesa es la morada de Dios y de los invitados; de Dios y de los invitados,¿comprendes? Antes de ser la casa de su propietario es la casa del invitado. El invitado, en la vida albanesa, representa una categoría suprema épica más importante que las relaciones de sangre. Se puede perdonar a quien derrama la sangre de un padre o de un hijo, pero nunca a quien derrama la sangre de un invitado."

"A decir verdad, este era uno de los pocos casos en los que ella no decía lo que pensaba. Normalmente, le dejaba saber lo que le pasaba por la mente y él nunca tomaba en cuenta cualquier palabra que a ella se le escapara y que pudiera herirlo porque ese era el precio a pagar cuando todo se decía"




Tradiciones enquistadas fuertemente en la sociedad desde hace siglos, leyes que a ojos del que mira desde territorios lejanos o que las abandonaron hace tiempo no comprenden pero que siguen formando un tramado de profunda coherencia y manera de vida para quienes viven inmersos en ella. Ismail Kadare, en su novela, nos muestra los secretos del Kanun, la ley de la sangre.

Gjorg, un joven albanés, debe cobrarse la vida de un miembro de la familia rival. Tras un intento fallido que ocasiona serios problemas a las dos familias y que son resueltos aplicando los principios de la ley, Gjorg consigue abatir al enemigo. Gozará, según la costumbre, de un periodo de tregua de veinticuatro horas extensible a un mes si la familia lo otorga durante una comida en la que ambas familias, la del asesino y la del asesinado participan. Gjorg, durante la tregua renovada, deberá dirigirse a un monasterio a pagar el tributo de la sangre, un impuesto que el que mata está obligado a pagar. Durante todo el camino, el pensamiento del joven se bifurcará en dos sentimientos: al expirar la tregua a mediados de abril  pasará de ser verdugo para convertirse en la presa y a ratos mantendrá la leve esperanza de sobrevivir o se encontrará anímicamente anulado por la resignación ante su muerte inminente.

Un matrimonio de recién casados procedente de la capital viajará a la región por la fascinación que siente él, un  joven escritor,   ante estas leyes milenarias. Se introducirán en las antiguas costumbres tomando parte de la forma de vida sirviéndose de la ley del trato al huésped. El entusiasmo aventurero de él y la indiferencia temerosa de ella crearán las primeras fisuras en la pareja, a lo que terminará de contribuir un cruce de miradas de la joven y Gjorg.

                                                                                                                                                                                                                                                              Pero el verdadero protagonista de la obra es la ley. Los personajes y situaciones son meras excusas para
presentarnos una serie de tradiciones que observamos, entre escandalizados e interesados y que Kadaré, a través de la trama y los personajes nos presenta casi en su integridad, desvelando su puesta en práctica, sus entresijos, las formas de eludirlas e incluso los vacíos que pueden ser aprovechados para esquivarla. En el centro, Gjorg y su propia vida pendiente del hilo de la tradición rodeándole el cuello a modo de soga que, a mediados de abril, puede ejecutar o condonar la condena.

lunes, 16 de febrero de 2015

Mi abuela rusa y su aspiradora americana, de Meir Shalev

"Tonia, mi abuela, según mi opinión, no estaba en absoluto loca. Era original. Una mujer singular. No era una mujer fácil; esto es un ligero eufemismo. ¿Loca? No. Aunque hay quien, sobre este tema al igual que sobre muchos otros, alguien que no comparta mi opinión tanto en el pueblo como en la familia.

La historia que os voy a contar es la de mi abuela y su sviper- así llamábamos al aspirador enviado por Yeshayahu, el hijo mayor del abuelo Aharon, esposo de la abuela Tonia."

"Era una tragedia tanto para la abuela como para el abuelo, decía mi madre. Mi padre debería haber vivido de otra forma, una existencia más conforme a su personalidad y a sus aptitudes. Pero mi abuela estaba decidida a pelear con uñas y dientes por la granja, y clavó sus uñas en la tierra, en la casa y en nuestra carne. Cada uno tiene sus enemigos, el de mi abuela era la suciedad"



 Meir Shalev, celebérrimo autor de historias israelí nos presenta en esta ocasión un relato desenfadado, exagerado y testigo directo del humor judío situado en su pueblo natal, Nahalal, en el recién creado estado de Israel. Rememora la figura de su abuela desde la llegada a tierras palestinas en las que los colonos judíos procedentes de Europa se agrupaban con el solo propósito de levantar un país de la nada, bien en kibutzim o en moshavim, trabajando la tierra en cuerpo y alma con las esperanza de un futuro mejor, incierto para los que sudaban desde la salida hasta la puesta de sol pero prometedor para las generaciones venideras.

A partir de un flashback del autor, basado en recuerdos de vivencias e historias, conocemos en detalle a sus abuelo: Aharon, un hombre simple, algo hedonista e idealista y a su pragmática esposa, Tonia, recién llegada de Rusia a una tierra inhóspita que se esforzará por hacer habitable. El autor la recuerda como una auténtica obsesiva por la limpieza, con un trapo siempre al hombro para hacer relucir todo objeto que osara albergar el más mínimo indicio de suciedad, con una oscura tendencia a dejar entrar en la casa solo a los miembros de la familia, a quienes imponía un severo código de higiene y con una manía particular: la preservación de una habitación, un cuarto de baño, cerrado a cal y canto en el que nadie, salvo una excepción, entró jamás.

Parece una historia jocosa, hiperbólica, llevada a los extremos y, sin embargo, el sustrato alberga un fondo firme que sustenta un periodo histórico, una manera de pensar, la filosofía de vida de unos inmigrantes que llegaron a una tierra prometida aún por construir. Shalev alterna en los episodios lances que nos hacen soltar alguna que otra carcajada a la vez que evoca su niñez y adolescencia . El matrimonio tiene dos hijos: uno se queda a trabajar la tierra en Nahalal, el otro emigra a Estados Unidos donde hace carrera. Socialismo contra capitalismo ¿cuál es la clave del éxito? La metáfora que ejemplifica esta dicotomía no es otra que la aspiradora americana.

El hermano que vive en Estados Unidos relata en largas cartas cómo se ha adaptado al "American way of life", cómo le ha sacado partido y provecho, el hermano que trabaja la tierra de Israel lee con escepticismo e incredulidad las historias de éxito y de la cultura del bienestar mientras sigue con su vida y con las manos llenas de tierra. Surge así una rivalidad entre hermanos que se exacerbará a la llegada del último regalo procedente de América: el mejor utensilio para la limpieza del hogar: una aspiradora americana.

Todo el pueblo asistirá atónito a la llegada de un objeto extraño para ellos, incluso el embalaje, ver portada del libro, causará reacciones encontradas. La abuela Tonia estará encantada con su nuevo regalo hasta que un descubrimiento sobre este hará que quede relegado al cuarto de baño en el que no entra nadie.

Un libro muy recomendable para pasar un buen rato de lectura que tendrá sus raíces en un relato descriptivo de la vida de los primeros colonos del recien creado estado de Israel así como de la forma de ver la vida a través de un  prisma político, sin ánimo de ser exhaustivo o adoctrinante, que explorará el socialismo sionista oponiéndolo al capitalismo americano. Avalado por autores como Nicole Krauss y Jonathan Safran Foer, Meir Shalev se eleva como uno de los máximos exponentes de la novela israelí contemporánea y, sobre todo, del humor judío.


lunes, 9 de febrero de 2015

La humillación, de Philip Roth

"Había perdido su magia. El impulso se había apagado. Nunca había fracasado en el teatro, todo lo que había hecho había sido grande y exitoso pero entonces aquello tan terrible ocurrió: no podía actuar. Subir al escenario se convirtió en una agonía. En lugar de tener la certeza de que iba a estar maravilloso, sabía que iba a fracasar. Ocurrió tres veces seguidas y ya la tercera vez, a nadie le importaba, nadie vino a verlo. No podía transmitir nada a la audiencia. Su talento estaba muerto."

A todos nos sorprendió la noticia cuando Philip Roth declaró a los medios que dejaba el mundo de la literatura. Se trata de uno de los escritores más influyentes y laureados del panorama literario de las últimas décadas. Sus declaraciones dieron lugar a todo tipo de especulaciones, el eterno nominado al Nobel abandonaba la literatura y puede que, leyendo entre las líneas de esta novela, la penúltima en su bibliografía, encontremos una explicación, al menos un indicio de lo que llevó a Roth a retirarse.



Simon Axler, un actor de teatro de éxito ya  en la sesentena, acumula ovaciones  y el beneplácito de la crítica. Sin embargo, un día, sin saber muy bien por qué, siente que ha perdido su don, su talento, su inspiración. No se siente capaz de subir a un escenario y transmitir al público la esencia de los personajes que interpreta. La primera parte del libro versa sobre este sentimiento de crisis agónica por la que ronda de manera subyacente el suicidio ante la impotencia y la frustración que le produce no ser quien una vez fue. Autoanalizándose y repasando obra por obra su trayectoria, asaltado por las dudas sobre si alguna vez tuvo talento, la idea del suicidio se hace más sólida y piensa en un revolver que guarda en el desván. La materialización del pensamiento en hecho lo hace reaccionar y decide ingresar por su propio pie en un centro psiquiátrico.

A su salida su agente le ofrece un gran papel pero Axler no se siente capacitado para llevarlo a cabo. A pesar de la insistencia del empresario en lo que termina conformando un diálogo memorable sobre el talento y la capacidad artística, Axler no siente la chispa de talento que le permita salir airoso del proyecto.

Será en la segunda parte del libro en la que que Axler recuperará la esperanza al iniciar una relación con una mujer veinticinco años más joven que él que resulta tan inusual como imposible. Axler iniciará una nueva vida vertiendo ilusiones y proyectos en su nueva compañera, hija de amigos del actor, cuyos padres no aprueban la relación ¿Será esta relación el sustitutivo de la carencia emocional que siente Axler al haber perdido su talento o el primer escalón de un proceso de recuperación a todos los niveles?

El libro, que no contiene más de 140 páginas presenta a un personaje redondo en torno al cuál giran secundarios que a su vez dan lugar a subtramas. Escrito en forma de obra de teatro novelada con la típica estructura planteamiento-nudo-desenlace, Roth explora aquí diversos aspectos de la existencia: la llegada a la edad madura, la crisis que esta puede producir, la propia definición de talento artístico y de cómo se manifiesta o se pierde todo entramado en varios hilos argumentales que pueden llegar a resultar sorprendentes.

Es fácil encontrar críticas bastante negativas sobre esta novela, a mí, sin embargo, me hizo empatizar, aún siendo consciente de que quizás estuviera leyendo demasiado entre líneas, con el personaje principal en más de un aspecto.  No dudaría en recomendarlo, me parece un muy buen relato de autoexploración emocional. No pude tampoco separarme de la idea de que, a través de Axler, quizás, estuviéramos leyendo lo que siente el propio Roth.

viernes, 30 de enero de 2015

Este mes he...enero 2015 Special Edition Cine

...visto varias películas a pesar del poco tiempo libre que he tenido aunque creo que ya estoy listo para volver del todo. Veremos. Los Globos de Oro y los Oscars invitan a la carrera frenética con el fin de no quedarse sentado en el asiento viendo una ristra de premios sin saber si en realidad los que suben al escenario y lloran de emoción verdaderamente lo merecen así que hacemos un repaso a las películas vistas durante este mes. Uso la calificación que aparece en mi página de imdb y así las ordeno por orden de preferencia.

Whiplash, de Damien Chazelle (10/10)

Mi absoluta favorita. Un año esperando para verla desde que se estrenó en Sundance y ha valido la pena cada segundo de espera. Sueños en el horizonte, senderos que parecen conducirte a ellos pero que resultan estar llenos de piedras y escollos, baquetas manchadas de sangre, heridas de guerra entre el pulgar y el índice. "Are you a dragger or a rusher?" Por más que los cuentos nos quieran convencer de que si sueñas lo consigues todo la única realidad es que la consecución de los grandes hechos a veces cuesta sangre entre los dedos, sudor al golpear muy rápido y mucha slágrimas de frustración.









Foxcatcher, de Bennett Miller (9/10)


No opta al óscar a la mejor película pero me da igual. Escojamos además la carátula que muestra a Tatum por ser casi el único actor no nominado. Basada en hechos reales, el excéntrico millonario John duPont ofrece a un prometedor medallista olímpico de lucha libre (Tatum) la opción de acogerlopara ofrecerle un entrenamiento de alto rendimiento como preparación para las Olimpiadas de Seúl, todo se tambalea en la vida del joven. La sombra de un hermano reverenciado, las actitudes y hábitos incomprensibles de su tutor y la falta de autoestima del joven luchador tendrán consecuencias irremediables.







Boyhood de Richard Linklater  (9/10)

La favorita de la Academia y de casi todos. Ya os hablé de ella aquí.

Revisitada.















Birdman, de Alejandro González Iñarritu (9/10)

Un actor acabado, famoso por interpretar a un popularísimo superhéroe intenta un comeback adaptando a Raymond Carver

  "And did you get what you wanted from this life, even so?

                                                                    I did

And what did you want?

              To call myself beloved, to feel myself beloved on   the Earth

El fragmento de Late Fragment resume bien la trama. El actor reconstruido en director se fuerza a ser quien no es y recuerda a lo Bela Lugosi quien una vez fue, pero ¿somos quienes creemos ser? ¿somos quienes creemos ser? solo podremos saberlo en el momento en que decidamos emprender el vuelo.



The Imitation Game, Morten Tyldum (8/10)

Y con el 8 empiezan los peros. Gran película algo descentrada. Me hubiera encantado más saber sobre el proceso y menos sobre el ámbito personal o quizás me faltó metraje y me molestó que el metraje que faltara se añadiera en forma de captions al final de la película. ¡Queríamos verlo! ¡No leerlo!

A pesar de todo la figura de Turing, precursor de lo que hoy conocemos como ordenador, queda bastante bien definida. En una carrera a contratiempo, Turing y un equipo de matemáticos trata de descifrar Enigma, sistema de cifrado rotatorio utilizado por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Flashbacks al pasado relatan la vida del matemático en su infancia ofreciendo un background muy interesante. La favorita de muchos, no la mía.




American Sniper, de Clint Eastwood (8/10)

Basada en hechos reales. Relata la vida de Chris Sniper, el más letal de los francotiradores convertido en "leyenda" por su eficacia que debe encontrar su lugar de vuelta a América tras la guerra. Sueña con ser un cowboy en su Texas nativo pero descubre que su verdadero talento está a miles de kilómetros de allí, realizando una acción que lo convierte en leyenda y hará que se tambaleen las bases de la familia que ha construido.











Leviathan, de Andrei Zvyagintsev (7/10)


Candidata a mejor película de lengua no inglesa y flamante ganadora de la cateoría en la última edición de los Globos de Oro, Zvyagintsev también relata el apego a hechos y recuerdos en la metáfora de una casa. Relaciones familiares tormentosas de su hijo con la nueva esposa del hombre que con sus propias manos construyó el lugar que está a punto de perder y un abogado amigo de infancia tan ambivalente como eficiente completan el reparto.

Me gusta más Zvyagintsev cuando no juega a ser americano, como en Vozvrashchenie o Elena pero parece que la jugada le ha salido bien esta vez.







The theory of Everything, de James Marsh (7/10)


Me costó ponerme a verla, la verdad. Comentaba que esperaba "mucha miel", un "tear-jerker" y así fue al final, en eso no me equivoqué. La vida de Stephen Hawkins, ni más ni menos, la conocemos todos. Lo verdaderamente destacable es la actuación de Felicity Jones y una vez más, los "captions" al final sobre cosas que queríamos ver....











The Grand Budapest Hotel, de Wes Anderson (7/10)

La verdad es que me reí mucho y quizás he sido algo duro con la valoración aunque sigo viéndola lejos de mis favoritas. Una comedia a la inglesa con grandísimos nombres y grandísimas caracterizaciones. Narra las aventuras de unconserje de un reputadísimo hotel en la época de entreguerras y el botones. La trama gira alrededor del robo de un cuadro renacentista de valor incalculable. Risas aseguradas.













Inherent Vice, de Paul Thomas Anderson (7/10)

No está teniendo demasiada suerte uno de mis directores favoritos. No convenció con "The Master" y no llega a convencer con esta adaptación de Pynchon. Enrevesada, como la novela de Pynchon, incoherente, como la novela de Pynchon y fiel en fondo y en estilo a la novela de Pynchon pero se me hizo larga, pesada y partía con ventaja. Había leído ya la novela y conocía la historia. ¿Será que me puse en el lugar de quien se enfrentaba a la historia de Doc Sportello a través de la adaptación?









Gone Girl, de David Fincher (7/10)

Hablamos largo y tendido del libro. Pastiche, obra maestra, novela entretenida, me quedo con la opción C y Fincher también. La lástima es que la obra pida demasiados actos de fe por parte del lector y en consecuencia, del espectador pero así es la historia. Muy entretenida de ver, la visión de Fincher es magnífica, es la historia la que a veces, para mí, cojea un poco y reitero, si se está dispuesto a otorgar los mencionados actos de fe a por ella! Aunque quizás mejor ver la película que leer el libro.










Selma, de Ava DuVernay (7/10)


Fiel retrato del recorrido que inició Martin Luher King en defensa de los afroamericanos partiendo desde Selma. La especificidad del momento histórico es lo que me pareció más atractivo, un trozo de vida recortado de una vida que conocemos todos.... o casi. Momentos estelares, muy bien rodada pero jamás la habría puesto como candidata a Mejor Película....















Still Alice, de Richard Glatzer (6/10)

Amo a Julianne Moore desde que la vi en Boogey Nights, es irremediable y por eso quizás, he sido demasiado benévolo con la valoración de esta película que, digan lo que digan, me parece un poco de sobremesa. Y no quiero ser cruel. El tema es atroz, sabemos de antemano que vamos a salir emocionalmente tocados de esta experiencia pero c'est du déjà-vu, been there, done that, been there, watched that.

Una eminente lingüista es diagnosticada con Alzheimer a edad temprana y somos testigos de primera orden de su decadencia, hace daño, duele.








Ida de Pawel Pawlikowski  (6/10)

Con lo fan de Polonia que soy, con todo lo que me gusta el cine polaco, ¡con qué ganas me lancé a la candidata a mejor película de lengua no inglesa por Polonia y qué larga se me hizo la hora y veinte minutos que dura.

No sé si me ha enfadado sobremanera que la mayoría de las sinopsis hablen de que Ida, una futura monja descubre un "dark secret". Me gustaría que especificaran cuál es ese "dark secret", es demasiado ambiguo.

Lo mejor de la película es el contraste de personalidades entre la futura monja y su tía, que es quien le revela el secreto y lo que viene detrás, que es lo verdaderamente oscuro





Into the Woods, de Rob Marshall (4/10)



Meh!!!!
















Y esto es todo. Ya haré un resumen con los libros y con el resto de películas, series, podcasts, comics, ya sabéis, lo de cada mes. Nos os olvidéis de las recomendaciones. Sabéis que me encantan. A ver si puedo ya volver a mi ritmo normal. Os deseo un muy feliz febrero lleno de cine y lecturas. Un abrazo a todos.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Feliz 2015! Lista de los 20+1 libros and all that jazz.....

Bueno, pues otro año fuera. Tenía planeada otra entrada en la que hablaba específicamente de cada uno de vosotros pero seguro que me olvidaba de alguien así que decidí no publicarla. Blogger me ha traicionado y la ha publicado sin mi permiso así que algunos la tendréis... en el fondo me alegro de que así sea :)

He visto que muchos de vosotros empezáis la entrada de fin de año con una recopilación de los retos literarios superados. Lo de los retos a mí se me da fatal, solo me apunto a uno, al más absurdo jamás concebido que es el de Goodreads y que he superado con creces. Nada excepcional considerando que mis aspiraciones no eran nada ambiciosas. A día de hoy 29/12/2014 este es el resultado


No está demasiado mal aunque hay un ligero descenso en el número de libros leídos con respecto al año pasado que se saldó con 95 títulos.















Y ahora la razón por la que este reto es estúpido


Sin haber acabado el año he superado el número de páginas leídas, por lo tanto, he leído más que el año pasado así que me invento yo mi propio reto que será el de leer 25.000 páginas durante 2015. ¡Deseadme suerte!

Y ahora lo peor, las dichosas listas que tan mal se me dan. Voy a elegir veinte libros sin orden de preferencia, los que más me han gustado, reitero, gustado, y añado toda la subjetividad al verbo.

Atlas do Corpo e da Imaginaçäo, de Gonçalo M. Tavares

 Gracias @Offuscatio 

por acercármelo cuando estaba lejos y por ser más que una compañera de lecturas, por ser la lectora que me complementa como lector.

Y eso que aún no lo he terminado.....

















Esperando a los bárbaros de J.M Coetzee 

Gracias a nuestro mentor y gurú literaro @gancedo

 lector-filósofo por la certerísima recomendación y por lo que es capaz de enseñarnos en 140 caracteres.


















The Son, Philip Meyer


La fin de l'homme rouge ou le temps du désenchantement, Svetlana Alexievich

The Free, Willy Vlautin

Indigno de ser humano, Osamu Dazai








Todos los hermosos caballos, Trilogía de la frontera #1





Mi lucha #2 Karl Ove Knausgaard


 Esto va a ser polémico. Acordaos de la famosa estación de Atocha ... si hay que posicionarse me posiciono a favor de 10:04 que leí junto a mi compañera de lecturas express, de largo recorrido, de todo tipo @MientrasLeoS que me acaba de informar que sale en DeBolsillo en este primer trimestre. Voy preparando la reseña.




















Paludes, André Gide


Mount Terminus, David Grand





On such a full sea, Chang-Rae Lee




Y mención especial para un libro de relatos: Jagannath, Karin Tidbeck



Y bueno, esta es la lista de imprescindibles del año. Seguid los enlaces y llegaréis a las reseñas o a los resúmenes mensuales. No me da tiempo a hacer una de películas, me hubiera encantado. Aprovecho para deciros que, como todos los años, me tomo un pequeño descanso del blog. Estaré activo en las redes sociales así que nos veremos por allí. Solo me queda desearos un muy feliz 2015 lleno de alegrías, satisfacciones, en una palabra, lleno de 

 Creo que es lo mejor que os puedo desear. Y nos os olvidéis de vuestras recomendaciones. Un abrazo muy fuerte a todos y un muy feliz 2015.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

La nochebuena, de Nikolai Gogol

"Era el día de Nochebuena; atardecía y, al fin llegó la noche: una noche de esas de invierno, clara, espléndida. Comenzaron a salir las estrellas, y la luna se mostró majestuosa, como si quisiera iluminar aun más de lo ordinario la Tierra, dando así más brillantez a las koliadki que glorifican a Jesucristo. Helaba más intensamente que durante el día, y reinaba tal silencio, que el crujido de las nieves bajo las pisadas podía oírse a distancia. Todavía no se había presentado ningún grupo de muchachos delante de las cabañas, bajo las  ventanas. Solo la luna miraba a través de estas para invitar a las jóvenes, que aún andaban engalanándose, a lanzarse sobre la nieve crujiente"










Pero ¿quién puede acabar con tanta claridad regalada a los humanos por el firmamento en una noche tan especial? ¿Quién puede querer arruinar los tan ansiados maitines para las que toda la pequeña aldea ha reservado sus mejores galas? En primer lugar, una bruja, que se distrae robando estrellas y guardándoselas en la manga y en segundo lugar, un diablo vengativo y furioso con los piadosos habitantes, en especial, con el hercúleo Valunka, el herrero del pueblo, perdidamente enamorado de la vanidosa Oxana.

Aparte de destacar por su fuerza física y por su destreza en el oficio de la herrería, Valunka hace prueba de un talento innato para pintar retablos religiosos que enojan al diablo y el día de Nochebuena será la fecha límite para que este tome su venganza. 

Valunka se deshará en elogios y atenciones a Oxana, la más bella del aldea que juega, se ríe y desdeña a todos los muchachos que le hacen la corte, incluido Valunka. El diablo creará el caos en el pueblo a la hora de la fiesta robando para ello la luna y sumiendo a la aldea en la más profunda oscuridad. Pronto veremos como los personajes principales están relacionados y como, ante tal hecho y no sin alguna que otra sorpresa, las rencillas entre ellos se ciernen sobre la nieve bajo la opacidad de una noche sin luna.

Pero es este un diablo torpe, la luna se escapará y volverá a brillar en el cielo mientras, Valunka que había decidido acabar con su vida como consecuencia de los continuos rechazos de Oxana, decide acometer la imposible tarea que ella le encomienda para acceder, si él la cumple, a casarse con él. Oxana quiere unos zapatos como os de la zarina y Valunka hará lo posible por conseguirlos.

Adelanto ya que el final del cuento, como no puede ser de otro modo en estas fechas, es feliz. He querido romper con la tradición de felicitaros estas fiestas con un relato en el que prime la nostalgia tan presente en las fechas, como había hecho en años anteriores. Aquí tenéis un cuento apropiado para las fechas, algo surrealista, fantástico y no por ello menos navideño.

Os dejo un enlace para leerlo completo aquí.

¡Feliz Navidad y un fuerte abrazo a todos!

lunes, 15 de diciembre de 2014

La manzana en la oscuridad, de Clarice Lispector

"Ahora nada diferenciaba el sueño de Martim del lento jardín sin luna: cuando un hombre duerme tan profundamente pasa a no ser más que aquel árbol en pie o el salto del sapo en la oscuridad"

"Algunos árboles habían crecido allí con un vagar enraizado hasta alcanzar la altura de sus propias copas y el límite de su destino [...] Y la noche era un elemento en el que la vida, al tornarse extraña, se hacía reconocible"

"Las grandes y pequeñas piedras esperaban. Martim se sentía confiado porque, siendo su auditorio menos inteligente que él, se sintió a gusto.Además, aquel hombre jamás había tenido auditorio por extraño que pueda parecer. Nunca se acordaba de organizar su alma en lenguaje- no creía en el acto de hablar, tal vez por miedo a que , hablando,él mismo terminara por no reconocer la mesa en la que comía, si ahora estaba hablando era porque no sabía hacia donde iba ni sabía lo que le iba a ocurrir y eso lo colocaba en el pleno corazón de la libertad"


Martim huye de un crimen que lo persigue, que lo atosiga y le oprime la garganta. Más tarde intenta conciliar el sueño en un hotel del que escapa por miedo a ser descubierto, por miedo a sí mismo. En plena intemperie comienza un vagar en el que se va despojando de su propia consciencia, de su razón e incluso de su inteligencia con la esperanza de que ignorar un hecho suponga olvidarlo para, de este modo, poder recuperar su libertad. Si no existe en la mente, no existe en el mundo, parece pensar Martim. A medida que va caminando por territorios desérticos su yo se va deshaciendo, a cada paso se va simplificando, descomponiendo hasta hacerse básico en esencia como la más simple de las materias inertes. Llegará a una granja en la que trabajará para dos primas, la vieja Vitória, temerosa de vivir y la joven Emerlinda, obsesionada con el miedo a morir y Martim, como punto central entre ambas, deberá reconstruirse para llegar a la verdadera plenitud de la existencia. La transformación será gradual, de simple a complejo, empezando por las conversaciones con piedras, siguiendo con la toma de percepción de vida en las vacas y finalmente interactuando con personas. Después de una descomposición y recomposición, Martim llegará a la esencia de su "yo" en un relato que se va constituyendo a la vez que su protagonista, en dosis de información en la que la autora no limita los elementos imprevistos, manteniendo en vilo al lector. 

Una vez más la esencia se sobrepone a la trama que no es más que una mera excusa, poco importa cuál es el crimen, cómo se desarrollarán las relaciones entre Martim y las primas o si la omnipresente amenaza tácita de que Martim pueda ser denunciado por una de ellas al final se consume. No hay acción, conocemos a los personajes por su psique, por sus sensaciones, por diálogos ocasionales que se intercalan con el monólogo interior sobre el que se sustenta la historia.

La preponderancia de símbolos que se manifiestan desde el título, siendo la manzana una metáfora clara de la existencia y redactado en el usual "no estilo" de la autora, el libro es sin duda  el claro predecesor de la obra más relevante de Lispector, La pasión según GH. El existencialismo lírico que prevalece sobre otras inquietudes de la autora como la incapacidad del lenguaje para englobar realidades abstractas y la culminación de la trama en una revelación marcan la mayoría de escritos de Lispector. En este libro estamos en plena oscuridad en busca de la manzana que emergerá de la oscuridad por la que caminamos a tientas cuando se haga la luz.

Como conclusión y habiendo reseñado la mayoría de libros de la magistral autora, reputada de escritora difícil,  tranquilizaré al lector potencial citando las palabras de la autora  al referirse a su prosa "ou toca ou não toca" - "o llega o no llega". Siempre me ha dado la impresión de que leer a Lispector intentando desenmarañar su obra mediante la razón no lleva a nada. Leerla con el cerebro es un error supino. Lispector se lee desde una herida abierta o despojados de la propia piel,  de corazas y raciocinio para que su prosa fluya de autor a lector sin ningún tipo de obstáculo.