lunes, 25 de mayo de 2015

Reseñas breves #2 [5-8]

Segunda entrega de reseñas breves. He decidido traer todos los comentarios que me dejáis por las redes sociales a partir de ahora, me parece buena idea para la diversidad de opiniones.

End Zone, de Don deLillo (3/5)

Siendo bastante generoso, se queda con tres estrellas. No ha funcionado conmigo y no solo por el mero hecho de que el 80% del libro verse sobre partidos de fútbol americano, entrenamientos y estrategia. Me hubiera dado igual que la alegoría sobre la Guerra Fría, término que aparece una sola vez en todo el texto, hubiera sido sobre el ajedrez, también sería válido como metáfora de la época.

Es extraño analizar el libro que a mí me hubiera gustado leer; el problema principal es la proporción dedicada al fútbol americano vs. la dedicada a otros menesteres muy brillantes y que aparecen solo como casi alusiones sin continuación. Veredicto: el libro no es culpable de la cantidad de tinta gastada en un relato sobre el fútbol sino de la tinta no gastada en desarrollar ideas. Conclusión: al libro le faltan páginas.

Me hubiera gustado saber más sobre:

-las inquietudes de Gary ( narrador, jugador de fútbol americano) todas las sinopsis las mencionan, deLillo las expone pero no profundiza.
-el autor mongol de ciencia ficción que inventa deLillo y para el que incluso crea una historia.
-el judío que quiere desjudeizarse (como si eso fuera posible) y la fase en que Myna ( pareja del narrador) y un jugador con sobrepeso se resisten a los cánones impuestos solo por preservar su identidad.
- el cambio repentino de Myna
-el proceso por el que Taft, el jugador más prometedor del equipo y el que abre el libro atraviesa para ponerse de pie y desafiar a las convenciones.

El libro sobrevuela en círculos sobre temas como la identidad, la integración social, los esfuerzos para ser merecedores de ella pero no llega a posarse del todo. Hay pasajes de un humor cínico que tira de estereotipos bastante ingeniosos. Una lástima esa falta de páginas.

The Girl on the Train, de Paula Hawkins (3/5)



El libro no aguantará las continuas comparaciones a las que se lo somete con Lost Girl, novela de más peso y mucho más mediática. Sin embargo, tiene varios puntos a favor
-Es más directa, va más al grano
-No pide enormes actos de fe por parte del lector, la historia, aunque bastante predecible fluye bastante bien.

Ambas novelas comparten género ( thriller psicológico, aunque Gone Girl mucho más que esta y también de forma más conseguida) basándose en el cliché de que "nada es lo que parece"

Rachel, una joven que atraviesa un momento difícil en su vida queda fascinada por una pareja que ve, cada día, al pasar en tren por delante de su hogar. Imaginando cómo es la vida de la pareja se siente curiosa por indagar descubriendo que la pareja ideal que cree contemplar cada día no es tal y que los secretos que esconden están íntimamente relacionados con ella.

Una novela entretenida para pasar un buen rato y desconectar que no viene mal a veces.


M 25x33
Marcelo Z OK, Yossi. No llega aún por aquí. No es que 'Lost Girl' sea de mi agrado... Tomo tus comentarios como siempre: honestos y de primera mano.
Un fuerte abrazo!
 (less)
Apr 28, 2015 06:45PM · delete

8514150
Yossibarzilai Ambos son para pasar un rato y desconectar. Cumplen bien su función, por más que se empeñen algunos, solo sirven para eso. Encantado de verte por aquí :) (less) 

Una soledad demasiado ruidosa, de Bohumil Hrabal (4/5)


  Muy bien, muy "checo" en el sentido más amplio del término. Desde el uso del humor tan peculiar hasta el manejo lírico de la pluma. Un libro agridulce, mezcla, sin episodios excesivamente extremos la nostalgia, la incapacidad de adaptarse a nuevos tiempos. Mi lectura ha ido más en esta línea. La mayoría de los lectores resaltan "un libro sobre libros, un libro sobre literatura, un libro sobre el amor a los libros" y si bien es esa la línea general, para mí tiene más valor la mención de ideas filosóficas, debidamente referenciadas y el existencialismo excéntrico, incluso, travieso, del autor.








COMENTARIOS

M 25x33
Marcelo Z Por lo que leo, te ha gustado. Coincido contigo, me quedo con ese existencialismo travieso, nada convencional, más que la referencia al amor por los libros. Poliédrico, ¿verdad?.
Un fuerte abrazo, Yossi.
 (less)
Apr 29, 2015 05:38PM · delete
8514150
Yossibarzilai Sí, Marcelo. Tiene pasajes existencialistas divertidos, cuando Hanta observa la higiene tan pulcra de los nuevos obreros y él sólo tenía costumbre de lavarse un pie o una mano por miedo a atraer alergias no pude parar de reírme. Sin embargo, luego toma un tono grave y habla de cómo no comprende ese culto a un exterior que cubre un interior vacío... Y empieza a dar referencias bibliográficas. El amor a los libros es una mera excusa para el desarrollo de un existencialismo a la "checa". Salvando las distancias, Kundera también lo hace ;)(less)
Apr 29, 2015 07:16PM · delete

Sumisión, de Michel Houellebecq (3/5) 

 ¿Dónde está la tan temida provocación? Es un libro que se adelanta, por los avatares del destino, a los terribles sucesos de Charlie Hebdo. Justo después de los atentados, Houellebecq detuvo la promoción pero en el libro no hay más que una gran contraposición entre lo que ahora es real- la subida del FN- con una anticipación ya de antes vaticinada por Oriana Fallaci y su concepto "Eurabia". Por lo demás es un libro perfectamente houellebecquiano: protagonista despreciable con una vehemencia sin tapujos a la que a veces hay que rendirse mezclada con lo sórdido del ser humano. Le debo el descubrimiento de Huysmans al que leeré pronto.

PUNTOS INTERESANTES:

-la opinión del protagonista sobre el nihilismo de Nietzsche.
- la mención de personalidades políticas y periodísticas de la Francia de hoy: desde Hollande a LePen pasando por Pujadas que entrevistó al autor justo tras la publicación del libro en France 2

En resumen, no es lo mejor de Houellebecq, se entiende, sobre todo por el final que pueda resultar provocador, el momento de la publicación fue decisivo y es interesante la justificación del título en el texto aunque un no "muy buen libro de Houellebecq" sigue siendo muy bueno.

Por otra parte y de manera extra literaria no me han gustado la ambivalencia y ambigüedad del autor al comentar el texto pero eso ya es otra historia.


COMENTARIOS

Marcelo Z Primero, Houellebecq es un excelente escritor, pero aprovecha su postura provocativa para promocionarse.
Segundo, leí 'A contrapelo', de Huysmans, en 2009. Uno de los tres mejores libros de ese año.
Tercero, lo tengo para leer desde ayer.
Un fuerte abrazo, Yossi!
 (less)
May 01, 2015 08:54AM · delete

8514150
Yossibarzilai Se ha dejado llevar por la situación para la promoción pero su primera intención fue evitar el escándalo, con Pujadas estuvo muy moderado, habló de lo que es el libro. Luego, con la herida empezando a cicatrizar empezó a hacer declaraciones contradictorias y algo polémicas. Te dejaré links cuando pase a verte. Uno de ellos es que la islamofobia no es una forma de racismo. Me parece grave y te lo dice un judío israelí que está ya algo harto del tema. Estoy tan cansado de la segregación ideológica, de las frases sentenciosas que se sueltan como sin querer, hacen más daño de lo que parece, sobre todo pronunciadas por una primera figura literaria y cultural como Houellebecq. Eso sí, el libro es lo que es, el desarrollo de una teoría pseudoutópica. Leído tal y como fue escrito es menos vehemente que todo lo que escribió Fallaci en su vida, a los judíos tampoco se nos augura un destino feliz en el libro y nadie se ha enfadado por ello. Leamos, pensemos, reflexionemos sin dejarnos llevar. Culpar solo puedo culpar a cierto germen que se ha instalado en la mentalidad francesa que da un poquito de vergüenza. (less)

lunes, 18 de mayo de 2015

Al envejecer, los hombres lloran, de Jean-Luc Seigle

" Y descubrió que la felicidad no era ese estado de beatitud que había imaginado, la felicidad era un presagio, el presagio del bien, de la misma forma que la desdicha era el presagio del mal"

"Conocía a un tipo, Armand Delpastre, que había vivido con una bala alemana en el cerebro y que decía todo el tiempo "A mí, el metal me conoce bien" y luego se marchaba riéndose a carcajadas mostrando sus dientes de oro. Un tipo gracioso, Delpastre. Todo fue bien hasta que el día en que la bala, ya en tiempos de paz, terminó su trayecto. Un solo milímetro bastó para matarlo mientras dormía. En Albert, una bala imaginaria se había instalado cerca del corazón"

"A decir verdad, no le gustaba más la abundancia que la penuria. Sabía que la tierra daba en medida de lo que se la trabajaba, ni más ni menos. Entonces, cuando el cerezo que su abuelo había plantado se cubrió de cerezas hasta poder hartar en dos semanas tanto a hombres como a pájaros, fue el único que comprendió que el árbol no tardaría en morir"


9 de julio de 1961, el calor abrasa a los ciudadanos de una pequeña aldea francesa en la que todos se conocen. Albert Chassaing, protagonista de la novela trabaja en una fábrica de neumáticos, su mujer cose para la calle. La actitud ante la vida de ambos es opuesta. Suzanne está inmersa en un bovarismo latente que espera aflorar. Albert recuerda el caso de quien vivió durante años con una bala insertada a unos milímetros del cerebro y siente tener una  bala similar alojada a un milímetro del corazón. La idea de suicidio presiona la bala más cerca del centro neurálgico del órgano vital y amenaza con penetrar el lugar certero que le quitará la vida. Pero Albert quiere hacer las cosas bien.

La idea de progreso es también distinta para ambos y aparece representada en forma de un televisor; el primero en llegar al pueblo. Albert, acostumbrado a la rutina de la fábrica y la vida en el campo se muestra escéptico, parece que el televisor abre una veda por la que Albert no puede caminar. Se produce así la expresión de inadaptación del protagonista ante un mundo nuevo que le inquieta. A pesar de todo, Albert quiere hacer las cosas bien.

Una reunión organizada por  Suzanne entre los más allegados de la aldea con el propósito de ver a su hijo, alistado como soldado en Argelia provoca que Albert, ante las imágenes, recuerde el deshonroso episodio que le tocó vivir en la línea de Maginot y que compare las personalidades tan distintas de sus dos hijos: el que lucha en Argelia en una guerra absurda y sin propósito y el que cada noche, bajo las sábanas, devora libros y se apasiona por Balzac. Albert no llega a entender la atracción por la literatura de su hijo pero trata de comprenderla, intenta una vez más hacer  las cosas bien.

En este pequeño libro que transcurre en un solo día, la figura de Albert Chassaing es determinante, un idealista rudo con manos manchadas de grasa y de tierra que intenta comprender pero que se siente alejado de la realidad que le toca vivir, que es capaz de admirar la pasión por lo que nunca ha experimentado sin llegar a comprenderla del todo, de manos fuertes y nervudas capaces de atrapar un pájaro sin que este perciba el mínimo atisbo de fuerza sobre su plumaje, y sin embargo,  Albert  alberga  una bala encajada muy cerca del corazón que los hechos van acercando letalmente hacia el centro . Hasta el final, Albert hará las cosas bien.

lunes, 11 de mayo de 2015

La lámpara, de Clarice Lispector

También publicado con el título "La araña"
" Sin esfuerzo, sin alegría- como para no detenerse en ningún sentimiento definido- apartaba la percepción y se tornaba de nuevo puro el cielo. ¿Estaría pensando profundamente (indagaba en ella una consciencia aparte. Líneas luminosas, secas y veloces trazaban su visión interior, sin sentido, escabullidas de una rendija misteriosa y entonces, fuera de su propio medio de nacimiento, débiles y tontas. Ella podía pensar en todos los sentidos; cerrando los ojos dirigía hacia dentro de su cuerpo un pensamiento de la calidad que nace desde abajo hacia arriba o de lo que recorre atravesando el campo abierto- eso no era palabra o contenido sino el propio modo de pensar orientándose.. Sería esto pensar profundamente-no tener ni tan siquiera un pensamiento que traer a la superficie"

"A veces, un deseo agudo envuelto por una ola de fresca e impulsadora felicidad, un deseo agudo de darse forma daba un pequeño grito de sorpresa en su corazón"



Ella es Virgínia, la protagonista del segundo libro de Clarice Lispector, quizás el menos comentado por ser el más críptico y sujeto a interpretaciones contradictorias. Virgínia, sucesora de la amoral Joana de Cerca del corazón salvaje y a diferencia de ésta se busca en los demás sin encontrarse. Ni tan siquiera el reflejo de su espejo le devuelve su propia imagen. En lo más íntimo de su soledad, Virgínia se encuentra a sí misma esporádicamente pero la permanente preocupación de Lispector por las limitaciones del lenguaje impiden a su personaje la expresión de su fuero interno. Virgínia se abrirá únicamente a su hermano Daniel, con el que sí logra relacionarse a pesar de la personalidad despreciable y despectiva de este con respecto a su hermana. En una serie de juegos sádicos en los que Virgínia obedece ciegamente las pautas de su hermano, Virgínia entrará en un círculo de dependencia y admiración incondicional en los que muchos ven más allá que una relación casta de hermanos y de manera reduccionista resumen el libro en una historia de incesto.

El libro va mucho más allá, trata de la batalla de Virgínia por descubrir el mundo, por aprender a vivir lejos de la granja en la que creció, arrastrando siempre la poderosa influencia que produjo en ella su hermano,  amará por inercia, se forzará a abandonar el único lugar en el que se siente a salvo, su propia soledad, su fuero interno. 

El estilo de la obra es el habitual "no estilo" de la autora. Largos monólogos internos, tramas carentes de acción en las que todo ocurre en el interior, Vírginia es un personaje de contrastes tan capaz de elevarse hacia una felicidad epifánica  como de descender a las más bajas pulsiones tratando de encontrar un equilibrio en su interior  a la vez que se siente incapacitada para sacarlo a la luz. Virgínia logra vivir en el "instante", en el "ahora" ejemplificando la constante inquietud de la autora por el tiempo. Varios personajes se unen a la trama siendo la relación o la no relación de Virgínia con estos importantes subtramas que van definiendo su psicología: los miembros de su familia, los amigos del hombre a quien "decide" amar y entre ellos uno que parece verla por dentro. Como peculiaridad intrínseca de la novela encontramos el uso de símbolos, la lámpara, un objeto que "olvida mirar" al dejar su casa para volver a la ciudad,  un sombrero que aparece en las primeras páginas y cierra la narración... así como interconexiones con las demás obras de la autora  la manera de Kieslowski en la trilogía Tres colores. Aspectos de la narración recordarán al lector a la mencionada Joana, de Cerca del corazón salvaje, a Martim, de La manzana en la oscuridad y especialmente a Macabea, de La hora de la estrella.

Como es habitual en la autora, es ella la que impone el ritmo de lectura y La  lámpara fluye a borbotones constantes pero lentos, Lispector perfila a Virgínia y le da su peculiar forma del mismo modo que el mar por erosión modela rocas con formas singulares. No es pues, una lectura fácil aunque sí igual de gratificante que otros grandes títulos de la autora.

lunes, 4 de mayo de 2015

Trilogía de la frontera #1: Todos los hermosos caballos, de Cormac McCarthy

“Se detuvo a medio camino para mirar atrás. De pie y temblando en el agua y no de frío porque no hacía ninguno. No le hables. No la llames. Cuando se acercó, él le tendió la mano y ella la tomó. Era tan pálida en el lago que parecía estar ardiendo. Como una luz fosforescente en un bosque tenebroso. Que ardía sin llama. Como la luna que ardía sin llama. Sus cabellos negros flotaban en el agua alrededor, caían y flotaban en el agua. Ella le rodeó el cuello con su otro brazo y miró hacia la luna en el oeste no le hables no la llames y entonces volvió su rostro hacia él. Más dulce por el hurto de tiempo y carne, más dulce por la traición. Grullas que anidaban y se sostenían sobre una pata entre las cañas de la orilla sur habían sacado sus esbeltos picos de debajo de las alas para vigilar. ¿Me quieres?, preguntó ella. Sí, dijo él. Pronunció su nombre. Dios mío, sí, dijo.” 

"Las cicatrices tienen el extraño poder de recordarnos que nuestro pasado es real"



Oiréis con frecuencia que este primer tomo que conforma la Trilogía de la Frontera es más romántico,  menos estridente en lo que se refiere a la violencia, más lírico y hay parte de razón en ello pero ¿cuándo no ha sido McCarthy lírico? ¿Cuándo no ha servido la poesía para expresar tanto lo oscuro como lo claro? En todo caso, el cambio que se percibe tiene más que ver con el ritmo cadencioso del libro, con la concatenación de hechos en un flujo algo más impasible en la forma pero que consigue provocar un dinamismo similar en el lector como en novelas más acometedoras en el plano formal.

El relato empieza cuando John Grady Cole, a la muerte de su abuelo, decide regentar el rancho familiar para explotarlo. Al ser el rancho pripiedad de su madre y al decidir esta venderlo, John Grady Cole decide lanzarse a la aventura con su gran amigo Rawlins. El propósito es cruzar la frontera de Méjico y encontrar allí trabajo como vaqueros. Justo antes de cruzar la frontera se reunirán con un misterioso adolescente que monta un magnífico caballo y es un gran tirador. La actitud de Grady y de Rawlins ante el adolescente, que en un principio parece seguirlos será determinante para comprender la psicología de los personajes.

Tras un episodio que involucra una gran tormenta, el adolescente perderá su caballo y los dos amigos intentarán ayudarle a recuperarlo infringiendo así las leyes locales. Pronto se separarán, John Grady Cole y Rawlins encontrarán trabajo en un rancho y Grady se enamorará de la hija del hacendado ante la oposición de la abuela de la joven. 

John Grady Cole junto a Suttree, uno de los personajes más perfectos y redondos creados por McCarthy. A lo largo de la historia presenciaremos el ímpetu de su juventud, el coraje algo insolente aunque inocente dada su escasa edad y su sentido de la amistad, la lealtad y la justicia. Grady es el incentivo primario para embarcarse en esta aventura a ambas líneas de la frontera, un personaje que cautiva, del que Mccarthy saca cada rasgo casi en cada escena haciendo de él una creación perfecta.

Por supuesto que recomiendo las dos primeras partes de esta trilogía, la segunda es aún mejor si cabe que la que hoy traigo al blog y se pueden leer indistintamente. Advertir solo de que la tercera parte sí debe ser leída en último lugar porque los protagonistas son los personajes principales de las dos primeras entregas.

lunes, 27 de abril de 2015

Reseñas breves [1-4]

¡Hola a todos!

La verdad es que ando algo escaso de tiempo y además prometí traeros al blog cultura que, desgraciadamente, no llega a España. Por estos motivos, he decidido robarles la idea de publicar mini reseñas, impresiones de lectura, a los chicos del blog Generación Reader . ¡Vamos a ver qué tal se da el invento!

A little life, de Hanya Yanagihara (4/5)

Este libro es altamente peligroso y deprimente. Consulte con su estado de ánimo antes de abrirlo.

NO LEER en caso de:
-Baja tolerancia a la crueldad en estado puro.
-Poca empatía con el prójimo.
-Aversión a objetos punzantes, lacerantes o a la sangre.
-Baja tolerancia al sexo más sórdido.
-Ser uno de esos necios que cree tener su futuro, cercano o lejano, bajo control.
-Ser un individuo capaz de leer este libro sin tener que recurrir al lavabo para vomitar todo el veneno existencial que destila.
-Ser un cínico que no cree en el bien por el bien.
-Ser un firme defensor del karma o de la justicia poética.
-Estado depresivo, temporal o crónico.

El libro puede producir desasosiego, asco, desencanto, impotencia, debilidad anímica, desespero y angustia.

En caso de sobredosis lectora o exposición prolongada, lávese la cara con agua fría y salga a la calle; camine hasta recobrar los sentidos y el riego sanguíneo; si caminar no es suficiente, corra.

Para acabar con Eddy Bellegueule, de Louis Édouard (2/5)

Mejor de lo que pensaba. Aun así me molesta ya el tándem pobres-ricos, sociedad rural-urbana, cultura-incultura tan recurrente en la literatura y cine francés desde La Ceremonia hasta La Haine.

Luego en la televisión, en TF1 aparecen individuos de toda clase social gritando exaltados "Je suis raciste et je le dis" alentados por el triunfo del FN.

Hijos de puta los hay de todo tipo, de toda clase social y calaña.

Puntos buenos del libro: el uso de la ironía, como el autor llama "bons vivants" a los que disfrutan de placeres bastante primarios.

No se centra solo en su experiencia como homosexual que se lee como un coming-of-age, el autor recuerda a otros grupos que padecen la marginación social.

Veredicto: no está mal, nada especial en conjunto. 

Este sí está traducido al español con el título Para acabar con Eddy Bellegueule

Kornél Esti, de Dezső Kosztolányi (4/5)

 Esta mini reseña la escribí en inglés para que mi amiga Brigi, de Goodreads, que es húngara, pudiera guiarme un poco.

This book is the perfect blend between hilarious and witty writing. The premise of the novel really lets us know what's at stake from the very beginning.

The nameless narrator gets to meet his doppelganger, who happens to be everything he is not. The narrator is mild, quiet, peaceful and considerate whereas his doppelganger, Esti Kórnel is blatant, boastful and is fond on pulling pranks on whomever comes his way.

The book starts with the nameless narrator reminiscing about the moments he shared with his doppelganger during their childhood and youth years. He finally decides to go meet him after ten years out of touch. They've both led very different lives but they'll decide to carry out a project together: the writing of a book that tells about the doppelganger's adventures all around Europe. This is how they come to bring opposites together. The narrator is diligent enough to write the book that the very lazy careless doppelganger doesn't feel like writing.

This is an odd read and it can get dull and boring at times but it's sprinkled with really insightful thoughts and quotes that make it really worth reading.  

Recomiendo una edición con notas si queréis leerlo, hay mucho texto en húngaro y en latín que no viene traducido en algunas ediciones. 

Delicious foods, de James Hannaham (4/5)

No partía con demasiadas expectativas con respecto a este libro, sin embargo acabó sorprendiéndome para bien. La trama es algo extraña, cruel, gráfica: el autor busca hacernos empatizar con el protagonista: un niño que vemos crecer a la fuerza, abandonado por su madre, que no puede superar la muerte del amor de su vida y en un intento por hacerlo es reclutada para trabajar en una granja (Delicious Foods), donde nada es lo que parece y en la que situaciones extremas tendrán lugar. El joven logrará reencontrarse allí con su madre pero tanto ellos como los demás habitantes pagarán un precio muy caro.

Drogas, la búsqueda de un camino, una relación materno-filial en la que el hijo es el adulto.... el autor empieza fuerte. El niño no tiene manos, solo al final sabremos por qué.





Y como es habitual en todo tipo de entradas-resumen, os pido recomendaciones, valen de todo tipo, libros, música, películas.... las espero con ansia. Un abrazo a todos :)

lunes, 20 de abril de 2015

Americana, de Don deLillo

"No hace mucho fui a comer con un amigo. Se echó a llorar. Quería construir un barco y zarpar hacia Tasmania. Me reí en su cara. Una semana después sufrió una hemorragia cerebral. No somos capaces de aprender nada sobre los estereotipos que nos rodean, ni siquiera que somos todos iguales"

"¡Eso es magnífico! Cuéntamelo. Odio mi vida. Estoy en ese momento en el que quiero oír sobre la vida de la gente, es como saltar de la ficción a la realidad. El principio del fin."

"Nos rodeábamos de humo y de ruido. Esa es la forma de vida que habíamos elegido"

"América solo se puede ser salvada por lo que está intentando destruir"

"Demasiado ha sido ya olvidado en el nombre del recuerdo"





Imponente debut literario de uno de los cuatro pilares de la narrativa contemporánea estadounidense. DeLillo junto a McCarthy, Pynchon y Roth ,considerados por muchos los mayores exponentes de la literatura posmodernista americana, cada uno con sus peculiaridades aunque convergiendo en un mismo fin,  desmontan pieza a pieza un puzle que llega ensamblado ya de fábrica, una imagen preconcebida y aceptada para el resto del mundo- el sueño americano- un espejo que refleja una realidad que estos autores descomponen en esquirlas.

¿Quién sino David Bell puede ser el aspirante más arquetípico a ganar la carrera hacia la consecución de tan preciado sueño? Joven, atractivo, ambicioso y ya posicionado en los altos cargos ejecutivos de una cadena de televisión. Humo, alcohol y ruido. Lo hemos visto gráficamente en Mad Men, hombres que intentan escalar y hacerse hueco en un mundo en el que la competitividad es una cualidad al alza, un mundo en el que las conversaciones son de una superficialidad tal que su única valía es aparentar más que expresar, un eterno "parezco ser como vosotros ergo sum" más que un "existo a mi manera y a vuestro pesar, soy una pieza que no encaja en el puzle"

David, ya divorciado, también bebe y se acuesta con mujeres, se deja llevar por los senderos ya trillados por otros. Camina con paso firme hasta el momento en que tropieza consigo mismo y reacciona. Aleja la vista del horizonte y mira hacia un lado cayendo en la cuenta de que hay más que el punto fijo que brilla al frente; se convierte en el asno que ya no persigue la zanahoria atada al extremo de un palo asido por el que lo monta y dirige y ahora ¿cómo caminar solo? ¿dónde brilla el punto que le hará reencontrarse consigo mismo?

La primera parte de la novela es básicamente un análisis de la sociedad americana, sobre la banda oscura que cubre los ojos de aquellos que caminan sin ver guiados por el hedor que les huele a aroma de éxito. El contexto es clave; el país está en pleno conflicto con Vietnam.

David pone un pie fuera del camino y decide desviarse, decide hacer una especie de documental sobre los indios Navajo y deja las cuatro paredes de la oficina para embarcarse en un road-trip en el que, sin llegar a perder su obsesión por el éxito,- llama constantemente a la oficina para interrogar a su secretaria si los nuevos empleados son más jóvenes o atractivos que él-, va gradualmente encontrándose a sí mismo en un camino existencial que recuerda al de Kerouac. Lo que se encuentre al final del trayecto queda aún por descubrir, lo que encuentre David dentro de sí mismo queda aún por explorar, son estos los núcleos del libro.

Resulta sorprendente la vigencia que destila esta novela que se acerca ya al medio siglo. Tan universal, en este caso no con las connotaciones más positivas del término, que nos hace pensar inmediatamente en la globalización, en la publicidad agresiva desmedida e influyente que nos asemeja a todos y nos alambica con un embudo de falsa promesa de felicidad. Tengo que decirlo: Beigbeder y demás autores europeos que jugáis al posmodernismo. DeLillo lo hizo hace 44 años mucho mejor que vosotros, fue ya un visionario que previó las coyunturas de la que recogemos el testigo por mera experiencia y que lanzó la advertencia de que caeríamos en el abismo de nuestra propia alienación.

lunes, 13 de abril de 2015

Indigno de ser humano, de Osamu Dazai

"Aunque siempre he intentado ser agradable con todos, nunca he experimentado el sentimiento de amistad.. Solo tengo recuerdos dolorosos de algunos de mis conocidos con la excepción de mis compañeros de diversión como Horiki. Siempre he jugado con desespero el appel de payaso para zafarme de esas relaciones dolorosas consiguiendo solo agotarme al final. Incluso ahora me sorprendo si por casualidad veo por la calle el rostro de alguien a quien conozco aunque sea de vista y siento como de repente me sobrecoge un temblor violento que me produce vértigo. Sé que gusto al resto de la gente pero tengo deficiencias para sentir amor por los demás. (Debo añadir que tengo fuertes dudas con respecto a si el ser humano posee esta facultad). Casi no cabía esperar que alguien como yo pudiera tener amigos cercanos- ademas, , me faltaba el valor para hacer visistas. La puerta principal de la casa de ota gente me aterrorizaba más que la puerta del infierno de la Divina Comedia y no exagero cuando digo que podía detectar realmente detrás de la puerta la presencia de un monstruo parecido a un dragón retorciéndose con un dolor frío, húmedo y cruel."


Nacido en el seno de una familia acomodada de provincias, Yoko, el protagonista de la novela, no sabe interactuar con el resto. Desde su infancia nota que es diferente a los demás, lo asaltan las dudas existenciales y alberga un vacío que no es capaz de rellenar con nada. Para ocultar su verdadero yo se coloca una máscara de bufón que no deja transpirar las inquietudes que lo habitan. El resultado es un ser con un encanto y carisma excepcionales que hacen de él una de las más divertidas compañías, un ser que sabe hacer reír mientras se desgarra por dentro, alguien que se convierte en foco de miradas y atención pero a quien en realidad no interesa nada, alguien que se muestra jovial pero que no piensa más que en su propia muerte y en mantener su máscara para que no se filtre su propio yo.

Todo cambia cuando se muda a Tokio a seguir sus estudios. Allí conocerá a un compañero de diversión, Horiki, que será el desencadenante de la caída de Yoko. Las noches regadas de sake, la mala vida nocturna en los barrios bajos y las mujeres lo alejarán de las inquietudes artísticas de convertirse en artista que una vez tuvo. Distanciado de su familia por un incidente relacionado con su obsesión por la muerte y que tiene como resultado la muerte de una persona, Yoko empezará a experimentar dificultades económicas hundiéndose cada vez más, dejando caer la máscara, intentando sin éxito engarzarse a la vida sin nunca abandonar la idea del suicidio. Relaciones amorosas frustradas, adicciones y la incapacidad de encajar en el mundo provocarán el declive sin remisión del protagonista.

La novela es casi un testimonio fidedigno de la vida del autor, Osamu Dazai. Los paralelismos que encontramos entre él y su alter ego Yoko son casi idénticos.  Dazai es precursor y cabeza principal de dos movimientos literarios predominantes en la literatura de posguerra en Japón. La literatura del yo, poco que añadir, escritos testimoniales que en este caso se entremezclan con Buhaira, o la escuela de los desencantados. El tejido de estos dos hilos estilísitcos conforman el conjunto de la obra. Una novela cruda, escrita con un estilo encomiable sobre la incapacidad de revelarse como persona ante los demás, sobre la alienación por vivir rodeado de un mundo que no se llega a comprender., en el que solo se es capaz de encajar por lo exógeno a la piel mientras el interior se desgarra a cada risa fingida.