lunes, 25 de febrero de 2013

Sin destino de Imre Kertész


"Pero no exageremos, es ese el problema: estoy aquí y acepto todas las premisas con la condición de seguir vivo"

Los testimonios novelados, de mayor o menor calidad literaria, siempre  suelen obtener el favor del público. Damos por hecho y es, por otra parte normal, que nadie puede describir mejor un acontecimiento que la persona que lo ha experimentado. Conocemos el devenir de los protagonistas en primera persona olvidándonos de las eventuales tretas y de las malas artes  literarias que aderezan e intensifican el efecto o el sentimentalismo azucarado que obliga como sea al lector a empatizar con el personaje y con la historia. En este tipo de libros, crítica y público suelen divergir.

Imre Kertész estuvo en varios campos de concentración, escribió su soberbio Sin destino en forma de novela-testimonio pero si algún lector espera sentimentalismos o pasajes que provoquen la lágrima fácil será mejor que deje este libro a un lado. Por su honestidad y "por una escritura que ratifica la fragilidad del individuo frente a la bárbara arbitrariedad de la historia" fue galardonado con el premio Nobel de Literatura en el 2002.

La novela semiautobiográfica narra la experiencia de Gyuri, un joven judío húngaro de quince años que no tiene del todo presente su etnicidad o las consecuencias que esta le puede acarrear. La novela abre con la deportación del padre de Gyuri a un campo de concentración y con la atmósfera que tal noticia crea en el hogar:. Al día siguiente el patriarca de la familia abandonará el barrio hacia un destino indeterminado. Poco después Gyuri, junto a otros jóvenes, recibirá documentación que le permitirá trabajar fuera del gueto judío en el que vive. Dirigiéndose al trabajo junto a sus compañeros su autobús será interceptado por la policía y todos los ocupantes enviados a Auschwitz, que será el primero de tres campos de concentración por el que pasará el protagonista.

Lo que sigue lo podemos imaginar, las descripciones del trato vejatorio de oficiales a los presos, las precarias condiciones y la escasez de alimentos. Un episodio escalofriante se produce con la llegada de Gyuri a Auschwitz en el que pasará un reconocimiento médico. Gyuri no comprenderá y tardará en conocer las verdaderas intenciones y las razones ocultas detrás de los campos de concentración sin que su carácter alegre se vea empañado en un principio por lo que ocurre a su alrededor. Dejará que le corten el pelo sin que su inocencia le deje adivinar la razón. El médico le dará el visto bueno pero irá observando y atando cabos, reparará en que no vuelve a ver a los presos que no pasan el reconocimiento y percibirá un extraño olor procedente de las chimeneas durante la noche. Pasará por más campos de concentración, por Buchenbald y Zeist y hará frente a la enfermedad y al hambre sin saber muy bien lo que el destino le depara.

Algo que llama poderosamente la atención es la frialdad o quizás distanciamento con el que el autor relata los hechos, de este modo incentiva la sensación de lo inmediato, de lo presente, de la supervivencia día a día, poco importa más que el plato de sopa que está por llegar o un mendrugo de pan que llevarse a la boca, la vista y el pensamiento siempre puestos en el presente, el destino no se extiende más allá del momento en que habita y Gyuri aprende a aceptar su destino, su presente.

El final es la parte más impactante del libro, lo sabemos de antemano al ser un testimonio, Gyuri
vuelve a casa y tendrá que enfrentarse a la conciencia social, a los prejuicios e ideas preconcebidas y a su propia situación personal: todo habrá cambiado después de poco más de un año recluido.
Reitero y retomo para ello el primer párrafo de la reseña. No es una novela llena de emociones ni apta para todos los lectores; es cruda, seca, directa, sin adornos ni recreaciones en lo dramático. Parece tener la intención de ser un testimonio fehaciente a la realidad tal cual. Relata en un principio el desconocimiento absoluto de la situación que se va encauzando en una aceptación gradual para pasar a mostrar como el protagonista va agudizando su instinto de supervivencia. Me ha parecido una obra muy interesante, no tanto por lo que relata, ya conocemos historias similares sino por cómo lo relata y creo que es esto último lo que eleva el valor artístico de la novela.

62 comentarios:

  1. Coincido contigo en que la novela es relatada con frialdad, con un protagonista casi ajeno a lo que va sucediendo. Me gustó la lectura aunque me eso me pasó factura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema es duro, sin duda aunque no recuerdo otra novela que lo haya relatado de tal distanciamiento. Un beso :)

      Eliminar
  2. Me llamó la atención cuando le dieron el Nobel pero es que estos premios me dan un poco de miedo. Ahora que he leído tu reseña sé que quiero leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que lo disfrutes, a los premios, de casi toda índole, hay que hacerles el caso justo. Un beso :)

      Eliminar
  3. No es del estilo de libro que me apetezca leer ahora, pero tomo nota para el futuro. Kertész está en mi lista de pendientes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está la clave, en elegir los libros adecuados para el momento adecuado, es siempre el criterio que tengo más en cuenta para poder sacarles el máximo partido. Un abrazo :)

      Eliminar
  4. ¿Qué mejor manera de narrar unos hechos tan atroces que de una forma fría y despegada de falsos dramatismos? El trauma y la incomprensión piden este tipo de escritura para tratar terribles realidades, por lo que me creo que este libro sea tan bueno como dices. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es, desde luego, lo que más llama la atención de la forma de relatar de Kertész, aparte de como se plantea las consecuencias de lo que ha vivido. Un saludo :)

      Eliminar
  5. Ohhhhhhhhhhhhhhhhh ¡¡qué libro traes hoy!! Precisamente de él hablamos el día que tocamos a Primo Levi en el club de lectura. Sin destino fue lectura obligatoria el año pasado (yo aún no asistía) y hablaron maravillas. Lo tengo apuntado desde entonces y como me gusta leer con la mente en blanco paso de puntillas por tu reseña. Especialmente cuando se trata de un libro con una temática como ésta que tanto me gusta. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Primo Levi, del que tengo que terminar la trilogía este año a mí me parece un escritor nato, narra la experiencia con una sensibilidad distinta, no tan despegada pero genial auqnue es inevitable pensar en él. Un beso Marisa :)

      Eliminar
  6. ¡Qué interesante! No he leido nada de este autor y me gustaría ver cómo escribe y comprobar por qué le dieron el Nobel. Intentaré buscarlo en la biblioteca, aunque últimanete nunca encuentro los libros que busco. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que no te será difícil encontrarlo, también se lee rápido, es un par de días tienes la lectura terminada y merece mucho la pena, espero que te guste si lo consigues. Un beso Pilar :)

      Eliminar
  7. Tu reseña es tan buena que estoy convencida que este libro no es para mí. No quiero pasarlo mal.
    Besindios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, se pasa mal, era un proyecto de acercamiento a la lectura húngara que globalmente ha resultado muy provechoso. Un besindio :)

      Eliminar
  8. ¡Ya estamos! Te voy a abrir apartado específico en al libreta de pendientes señor Barzilai :)
    A un libro le puedo perdonar una gran historia por un estilo, pero las florituras y el sentimentalismo llevados al extremo irreal me gustan poco si del título no se asocia a una novela de puro entretenimiento.
    Gyuri nos cuenta en primera persona algo conocido pero en la promesa del calificativo artístico, esto lo aúpa a niveles superiores.
    Gracias por otro lunes con reseña magnífica. Buena semana. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, la prosa manipulativa es la peor de las "faltas de estética", como dirían pessoa o Lispector y acaban hundiendo la obra, sin duda, también verás que son interesantes las reflexiones a posteriori. Un beso y buena semana :)

      Eliminar
  9. La frialdad y el distanciamiento serán necesarios para poder contarlo. Un besito, Yossi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no sea lo que encontramos más a menudo ;) Es otra forma de contar la historia, para mí, mucho más efectiva. Un beso :)

      Eliminar
  10. No conocía el libro pero la temática es una de esas que me atraen a la hora de seleccionar mis lecturas así que siendo un testimonio y a pesar de su dureza, me la llevo anotada
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, extacto, es practicamente un testimonio tanto de experiencias como de sentimientos aunque distanciándose para acercarse a la perspectiva del que se observa sin dejarse llevar por la autocompasión. Un beso Tatty :)

      Eliminar
  11. ¡¡Que buena reseña nos traes hoy, Yossi!!
    He leído alguna novela ambientada en campos de concentración y a pesar de su dureza, no me han decepcionado.Por supuesto, es una más para mi lista.
    Besos y Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana,

      En esta novela vas redescubriendo la realidad de los campos de concentración con el autor, al principio aturdida, después tomará la mano el instinto de supervivencia. Espero que te guste si lo lees. Un beso y buena semana :)

      Eliminar
  12. Jolín, pues todavía no me he estrenado con este autor. Pero después de leer tu reseña me dan ganas de ir disparada ahora mismo a la biblioteca a buscar este libro. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que tengas mayores problemas para hacerte con él, al fin y al cabo es un premio Nobel. Intentaré seguir descubriendo su obra. Un beso :)

      Eliminar
  13. José, hoy me regalas un libro completamente desconocido. Pero, me gusta lo que leo, así que me lo apunto para después de "El pájaro pintado". Eso sí, recientemente, he leído un relato firmado por esta misma pluma publicado en "Una historia: dos relatos", sobre un viaje en tren protagonizado por el propio autor cuando es interceptado por un oficial que le impide de llegar a su destino. De todos modos, en este caso concreto, existe un cambio de tono; su prosa es algo más ácida e irónica. ¡Gracias por la recomendación! Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Una historia similar a la del comienzo del libro, parece que me hablas de un extracto de los capítulos iniciales. Investigaré "Una historia: dos relatos" para ver si es así. Creo que es un libro bastante indicado para ti, sin embargo y a pesar de que presenta la historia con un realismo que te puede llegar bastante, quizás eches en falta algo más de "literatura". Espero que, si te decides, el tono que toma el actor supla estos "fallitos" Un beso.

      Eliminar
    2. Acabo de leer el comentario de Mientrasleo; creo que ya empiezo a ver por donde van los tiros. En todo caso, no me parece una mala opción así que lo dejaré en el lector. Hablando aún del tema del genocidio, esta semana me he tropezado con "Los hermanos Himmler: historia de una familia alemana", escrito por la sobrina-nieta del personaje. ¿Lo conoces? Me llamó poderosamente la atención, pero no sé si se podría clasificar como crónica/documental histórico.

      Eliminar
  14. Hola Yossi. Interesante novela...
    En temas nazis sufro de dualidad: por una parte me atraen bastante, pero por el otro, sufro por su crudeza y a veces paso malos ratos. Unas veces gana un lado de la balanza y otras el otro.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No se aunque parezca que la narración se hace con desapego y frialdad, el tema nazi me resulta muy duro e intento no leer nada sobre el mismo. Me ha parecido muy interesante tu reseña, pero me apunto el libro señalando bien el tema para estar preparada para su lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Sentir la sensación de que te arrebataron el destino, que tu más que improbable futuro depende de tu enemigo... tiene que ser horrible y sin duda da que pensar. Gyuri es un hombre fuerte como pocos. Gracias, Yossi, por un libro radicalmente distinto. Gran exposición, un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola Marian,

    Estoy leyendo un libro ahora que profundiza en el lado oscuro del homre, un libro que me lleva a plantearme por qué elegimos a veces este tipo de lectura que nos lo muestran tan desnudo. Es algo a lo que vengo dándole vueltas desde hace unos días. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contarás tus conclusiones...
      Besos

      Eliminar
  18. Lo que dices me recuerda ligeramente a Si esto es un hombre, de Primo Levi, el último libro de esta temática que he leído: a pesar de que Levi era protagonista de la obra, había cierto distanciamiento entre los acontecimientos y la narración, lo que sorprende bastante. Hace tiempo que no leo nada acerca de los horrores del Holocausto, aunque tengo bastantes recomendaciones relativas: esta va directa a la lista: gracias por la reseña! 1beso!

    ResponderEliminar
  19. El otro días en una revista de literatura vi una lista de novelas recomendadas sobre el genocidio judío, y ésta estaba incluida. Me al anoté pero ahora con más razón sé que quiero leerla...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tenían en la librería pero ya está encargado...

      Eliminar
    2. Espero que te guste, ya me contarás o ya leeré una reseña completa :)

      Eliminar
  20. Un libro imprescindible si gusta esta temática. Como dices, destaca sobre todo por el tono con el que lo narra todo, frío, distante, sin dramatismo. Y en cambio eso precisamente lo hace más duro, más cruel... Cuesta hasta seguir leyendo. Una gran reseña la que has hecho para un gran libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tuve esa sensación Margari aunque lo que más me impesionó fue el capítulo final. Muchas gracias y un beso :)

      Eliminar
  21. Con este libro tuve mis mas y mis menos. el tema me apasiona, he visitado campos, no hay que olvidar la historia por terrible que sea. PEro el tema está muy tocado ya en la literatura, así que me fuí dejando llevar por las letras, tremendas... pero sin terminar de encajarme. Es... eso, distante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, al principio, no conectaba. Se ve que no participaba de esa distancia, de esa manera de relatar algo tan terrible, no hay que olvidar que es un testimonio, hay que dejarse llevar y es cierto que se tiene la sensación de que hay algo que no encaja hasta que llegas al final y la visión cobra sentido. Un beso :)

      Eliminar
  22. Hola!:) Descubrí tu blog gracias a una referencia en el blog de Marilú. Esta es la primera reseña que leo y ya has conseguido que me lo lleve apuntado! Gracias por el descubrimiento:)
    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Elena y gracias por pasarte. Espero que el libro sea de tu agrado. Muchas gracias y un beso :)

      Eliminar
  23. Amigo Yossi! Qué suerte tienes de poder leer este libro! Hace meses que ando detrás de él y aun no ha llegado a mis costas. Lo apunto -como lo había apuntado ya- puesto que tu reseña potencia su lectura. Un fuerte abrazo desde el otro lado del Atlántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te puedas hacer con él, es una lectura "distinta", dentro de su peculiaridad al relatar algo atroz de un modo diferente se encuentra un testimonio que merece mucho la pena. Un abrazo :)

      Eliminar
  24. Otro libro interesante que nos traes y ya son .... bueno un montón y para no cambiar me lo apunto para cuando quiera leer algo real y duro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que te parezca interesante la propuesta, he empezado el año con libros un poco duros aunque las próximas reseñas tendrán otro color... o eso espero. Un beso Rocío :)

      Eliminar
  25. Pues me has convencido. Aunque el tema está muy explotado ya en la literatura, cuando se aborda prefiero que se haga sin convertirlo en un órdago de dramatismo constante. Creo que todos sabemos que lo que ocurrió es lo suficientemente dramático como para que podamos evitar caer en ello. Vamos, que creo que me gustará esta novela.

    Un abrazo, Yossi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que es un tema sobre el que se han derramado ríos de tinta y que cada vez que hay que afrontarlo buscamos un modo distintode narrar los hechos. Es lo más destacable de este libro, no busca sensibilizar, busca hacernos comprender. Un abrazo Rober :)

      Eliminar
  26. Yossi, la verdad es que me cuesta mucho leer este tipo de libros, sobre todo cuando están basados en la realidad. Hace tiempo intente con El Tambor de Hojalata de Gunter Grass y me deprimió mucho, así que lo deje. Pero ha sido una buen reseña.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tambor de hojalata es durísimo y debo confesar que no me gustó aunque hay razones subyacentes. Siempre advierto en este tipo de reseñas que el tema o quizás, la manera de tratarlo puede herir sensibilidades y ya sabes mi máxima, a cada lector su estilo. Un beso :)

      Eliminar
  27. Hola!
    Este libro sin duda no está hecho para mí, me gusto tu reseña. Pero el argumento no me llama para nada
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que nos vamos conociendo sé que no es un libro para ti jeje, es muy duro y no todos están dispuestos a adentrarse en este tipo de temas. Un beso May.

      Eliminar
  28. Otra que me apunto... cuando quiera hacer memoria vendré a tu blog para refrescar los títulos.
    Me parece que lo mismo que te ha gustado a ti, será lo que me va a empujar a seleccionar esta lectura para leerla en un futuro. Madre mía, menudo ritmo llevas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ahora los he separado en etiquetas, creo que es menos caótico así. Creo que sí, que es lo más llamativo. Ya hemos leído casi todo tipo de libros sobre esta barbarie. La manera de tratar el tema de Kertész es lo que lo hace destacar. Un abrazo :)

      Eliminar
  29. Un libro interesante, lo tengo y hace un tiempo que quiero leerlo. Sobre el estilo me parece bueno, ya los best sellers se han encargado de darlo todo muy dulce y fácil, mejor algo maduro. Me recuerda en tierras bajas de Herta Muller, contado con precisión pero de forma seca. Creo que así duele más, ya que el nazismo fue algo sumamente gélido, para muchos la banalidad de la maldad, lo hacían automáticamente, como animales. Buena reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Herta Müller se distingue sobre todo por la forma de escribir tan magnífica pero ambos autores resultan igual de vehementes. En este libro se asiste a la barbarie sin estar demasiado influenciado por las sensaciones, más por los hechos. Es lo que lo hace destacar. un abrazo :)

    ResponderEliminar
  31. Bueno, me lo apunto de cabeza.
    Creo que es un libro diferente y que puede gustarme.
    No lo conocía, gracias por la reseña! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  32. Lo leí hace un tiempo y me impactó muchísimo, especialmente por el valor que tiene como testimonio y cómo está contado, eso sí tiene momentos durísimos. Bsos

    ResponderEliminar
  33. Se me había pasado esta reseña por lo que se ve, ahora si cabe tengo más ganas de leerlo, no he descubierto gracias a mi librera.

    Vaya con lo de ir a por un lector, imagino que el otro te dijo "adiós" o has tenido algún incidente. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  34. De acuerdo, amigo.-
    Y esas ultimas páginas, después de todas las anteriores (calmas desde el inicio, pero no inocentes), se transforman en un torrente implacable y, literiamente, incomparable.- Por algo le dieron el Nobel.- Un gran saludo.-

    ResponderEliminar
  35. Imre Kertész es el mejor escritor vivo que existe. Sin destino es magistral, como toda su obra.

    ResponderEliminar