lunes, 28 de mayo de 2012

"La broma" de Milan Kundera

De las novelas de Milan Kundera (1929) que he leído quizás sea "La broma" la que presenta un estilo más sencillo, más minimalista y bastante contrapuesto al de  "La insoportable levedad del ser", su obra más conocida  con la que tiene algunos puntos en común en la raíz temática. No obstante, se percibe en esta primera novela del autor checo su gran genialidad, al leerla nos damos cuenta que ha sido escrita por un genio menos experimentado y se puede considerar la antesala de una galería de libros que se bifurcarán en dos etapas- la etapa checa y la etapa francesa en la que genialidad y experiencia se unirán para conformar un compendio de novelas, ensayos y escritos encuadrables en otros géneros, como teatro y poesía que convertián a Kundera en un gran exponente de la literatura mundial.

Un punto en común de las dos novelas citadas es el contexto histórico: la Checoslovaquia en el regimen comunista y la fuerte carga política que aparece en reflexiones y que tiene una fuerte incidencia en las vidas y en el destino de los protagonistas.

"La broma" es un libro a cuatro voces, las de Ludvik, Kotska, Jaroslav y Helena; los cuatro narradores de la historia que nos dan su punto de vista sobre el resto de personajes y sobre las diversas situaciones que conforman la trama, generalmente por separado salvo al final, momento en que confluyen varios narradores.

"El optimismo es el opio del pueblo! El espítitu sano hiede a idiotez. ¡Viva Trotski!"

Estas palabras son escritas en una postal por Ludvik , un estudiante que apoya al Partido Comunista y que decide enviarlas a la joven con la que mantiene una relación, Marketa, en tono de broma. Ella, incapaz de dilucidar el contenido satírico del mensaje lo denuncia al tribunal y Ludvik es expulsado del Partido a pesar de intentar todo cuanto está en su mano para evitarlo, incluso intenta explicar su acción a Zemanek, más tarde esposo de Helena, que se muestra impasible e inflexible respondiendo que no hay nada que pueda hacer desde su elevado cargo en el Partido. Ludvik es enviado a trabajar a las minas, donde conoce a otros condenados por subversión y a Lucie, personaje sin voz narrativa del que Ludvik se enamora perdídamente y del que vamos conociendo detalles a medida que va avanzando la novela. Durante estos años, Ludvik experimenta un profundo rechazo a la sociedad alienada por los falsos ideales comunistas que promueven la hipocresía, el falso entusiasmo por el régimen y la anulación de la libertad de pensamiento. Estos hechos, unidos a la tempestuosa relación de Ludvik con Lucie hacen que el protagonista se hunda en el desencanto y tenga una idea central en la cabeza: la venganza contra los que ocasionaron su caída, particularmente contra Zemanek.

Por medio de Jaroslav, en un capítulo dedicado al folklore popular checo y al jazz, se nos presentan reflexiones sobre el valor de lo autóctono en contraste con lo que "globaliza" y anula la identidad (metáfora evidente de la situación política ) y somos testigos de una exaltación de la música de los pueblos y de los parajes checos. Jaroslav, por lo tanto, encarna la vida pasada de Ludvik, con el que tocaba en un grupo local antes de que este partiera a la ciudad a hacer su carrera universitaria.

Kotska acoge en su casa a Ludvik, que llega a la ciudad con la idea de vengarse de Zemanek seduciendo a su mujer, plan que es llevado a cabo con éxito pero que más tarde, por diversas causas, hunden a Ludvik de nuevo en la más profunda de las amarguras.

La novela está narrada en flash-backs, en el inicio de la novela somos testigos de esta visita de Ludvik a Kotska y a partir de aquí se van relatando los hechos pasados para volver al final al presente. Kotska es cristiano y rivaliza en opiniones con Ludvik y es crítico con sus acciones y con su estilo de vida, a su vez, es el único conocedor del destino de Lucie y es él quien nos relata la vida de esta desde que se separa de Ludvik hasta el momento en que éste vuelve a la ciudad.

Disfruté de la novela, más del principio que del final, aunque el clímax de la última parte me dejó una reflexión importante ¿Puede la vuelta a los orígenes redimirnos de las culpas y sanar las heridas de las batallas de nuestra vida?

Adjunto las magníficas reseñas de otros compañeros de viaje


17 comentarios:

  1. No conocía este libro, del autor me suena el otro título que has mencionado aunque no lo he leído, no sé si me gustaría este libro así que de momento no me lo anoto
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una Lectura Conjunta en el Café Literario, donde hay muchos admiradores de Kundera. Quizá optes por un libro más representativo como "La insoportable levedad del ser" si un día quieres iniciarte con este autor :) Saludos

      Eliminar
  2. La insoportable levedad del ser no me gustó, he de confesar, y este... pues no sé, no me convence, la verdad.
    Besos y feliz tarde de lunes,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poca compatibilidad con Kundera. Suele pasar. A veces, no se conecta con un autor, escriba lo que escriba :) para mí es un referente aunque aún me queda bastante por leer de él. Besos y feliz tarde de lunes para ti también :)

      Eliminar
  3. Buenísima y muy completa reseña, es verdad que hemos coincidido en algunas apreciaciones. En mi caso, el final me pareció algo redundante y demasiado embrollado y largo, algo que creo que le resta fuerza, a pesar de ello ha sido una lectura excepcional y todo un placer poder compartirla. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol, yo también creo que el final le resta un poco de la agilidad con la que se lee el resto del libro pero es una lectura absolutamente recomendable. Para mí también ha sido un placer compartirla con vosotros y leer vuestras opiniones detalladas. Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Bueno, he leído las dos opiniones que se han publicado hoy, y así dispongo ahora de una visión más amplia sobre la obra. Como sabes, además he seguido con atención vuestros comentarios en Twitter y me terminasteis convenciendo con vuestras 5 estrellas en Goodreaders. Confieso que no he leído nada de Kundera, pero "La broma" ya viene a camino de esta mini-biblioteca.

    Por cierto, estoy redactando una entrada sobre "Matteo". A ver qué te parece. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta y las demás obras de Kundera que he leído las recomendaría a todo el mundo en caso de que no haya incompatibilidad con el autor y algo me dice, por las lecturas que hemos compartido, que no es tu caso. Espero que "La broma" te sriva de acceso a obras, quizás, más representativas de Kundera
      Había pensado hacer una entrada sobre Matteo pero el libro aún no ha salido en español, había pensado en escribirla cuando se publicara más adelante. Decirte que estoy impaciente por leer tu reseña de Tavares y ver tus impresiones sin la limitación de los 140 caracteres. Un abrazo!

      Eliminar
    2. No es fácil elegir las palabras para describir a un artista como Tavares, pero se intenta. Respecto a "La broma" creo que es una buena opción para empezar y, a partir de ahí, ya veremos si tengo ganas de continuar. Por último, decirte que esta vez queda en tus manos la elección del día para empezar con "Diablos de Polvo" :)

      Eliminar
    3. Tenía en mente la dificultad de la reseña de "Matteo", es difícil por la elección de palabras y sobretodo por no desvelar ninguna sorpresa de las que contiene el posfacio. Creo que cuando leas "La broma" tendrás ganas de continuar ;) y creo que la fecha de la lectura de "Diablos de Polvo" la vas a tener que elegir tú de nuevo porque yo estoy inmerso en "2666" que me va a tener entretenido un rato aunque no me importa dejarlo unos días a un lado así que tú me dirás jajaa, yo me adapto :)

      Eliminar
  5. bueno, pues Kundera me gusta ya de base. Comparas en algunos puntos el libro con La insoportable levedad del ser y pones justo una frase que trasciende sin darnos cuenta de su otra obra.
    Me maravilla la manipulación del lector de Kundera. Este libro tengo que conocerlo, además ya lo pedí junto con 4 o 5 más.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a sorprender "La Broma", es un Kundera que conocemos menos pero que nos resulta familiar a retazos. Cuando lo leas vamos a pasar un buen rato comparando las dos obras e intercambiando impresiones. Estaré pendiente a tu reseña, llegue cuando llegue. Besos :)

      Eliminar
  6. Pues aunque la reseña también es muy completa, como la de Carol, no me termina de llamar. Te sigo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meg,

      Cuestión de compatibilidad de estilos, suele pasar. A mí, sin embargo, me gustó mucho :D

      Eliminar
  7. Excelente reseña Jose.
    La disfruté mucho, creo que es una novela excepcional. Hace poco leí El Libro de los Amores Ridículos del mismo autor y, aunque son relatos, tiene bastantes similitudes con La Broma, y, obviamente, lo recomiendo.
    Un abrazo ya tengo ganas de nueva lectura conjunta ;)

    ResponderEliminar
  8. Gracias Jordi, apunto "El libro de los amores ridículos", me gustan mucho los libros de relatos y estoy seguro de que lo voy a disfrutar y más aún si lo recomiendas tú. Yo también tengo ganas de la prñoxima conjunta aunque tenemos en la lista Carlos Fuentes, dos de Bolaño y alguno más creo que había por ahí. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  9. Es de los libros más hermosos que jamás he leído, leerlo fue una experiencia que se que no se repetirá por que los libros de Kundera solo se puede disfrutar una vez, cuando los repites la magia se ha borrado no sientes el mismo éxtasis la misma tensión, pero que experiencía se queda para toda la vida, ojala pudiera volver a leerlo.

    ResponderEliminar